martes, 10 de enero de 2017

COLEGIOS DE TALAVERA I



Hoy recordamos  algunos Colegios de  Talavera:

FUNDACIÓN JOAQUINA SANTANDER.

 En el año 1914 se constituye la Fundación Joaquina Santander por las Hermanas Merdeces y Dolores Delgado Garcia, hijas de Dª Joaquina García Santander, que dejó  especificado que con sus bienes se fundara  un colegio. Este se ubicó   en la calle Olivares regentado, en un principio, por los Padres Salesianos y posteriormente por los Hermanos de la Salle.

La segunda voluntad de Dª Joaquina Santander fue la creación del Seminario Menor San Joaquin, situado en la calle San Andrés,ya desaparecido.

Uno de los alumnos más destacados de la época de los Salesianos fue  José Bárcenas Fernández que más tarde pasó a ser profesor. Hacia mediados del siglo pasado, este profesor tuvo una academia junto al seminario, y un pequeño internado en su propia casa.Constaba de una sola clase con 15 o 20 internos.



















Antiguos alumnos del colegio de los Salesianos














COLEGIO DE SAN PRUDENCIO. 

Este colegio fue fundado por el  matrimonio Aguirre -Jimenez de la LLave, que había perdido un hijo llamado Prudencio. Estaba situado en la calle del Rio en el edificio  que aun se conserva y que conocemos popularmente como Asilo de San Prudencio. En él solo podían ingresar niños que hubieran cumplido siete años de Talavera,  Velada y Vitoria de donde procedían los fundadores.

Este centro estaba regentado por un patronato compuesto de  un representante del ayuntamiento, uno de la iglesia y el administrador del colegio. El cuidado,  educación y atención estaba a cargo de las Hijas de la Caridad.

Entre los profesores más conocidos estaban Manuel Francisco de los Rios,  junto con el capellán Manuel Fernández Mazuecos. Mas tarde, entre otros Alejandro Campos.



Alumnos del colegio de San Prudencio en el día del Corpus de 1959



Diploma expedido por el colegio a un alumno, año 1927

















Un antiguo alumno, Pedro Prado Jiménez, comparte con nosotros sus recuerdos con mucho cariño hacia la institución.

Ingresó primero en la Casa Cuna de Toledo, con 4 años, donde estuvo hasta cumplir los 7, requisito indispensable para ingresar en San Prudencio.

Una anécdota que recuerda es que hizo la comunión dos veces, primero la hizo en Toledo porque creían que ya tenía los 7 años y no era así. Después cuando vino a San Prudencio la hizo otra vez con sus compañeros de la misma edad.

Nos cuenta que la considera su casa y tanto es así que allí se casó en la capilla del colegio, acompañado de las monjas que le habían cuidado. En esta capilla solo se han celebrado, dice, dos bodas, la suya y la de su hermano.


Pedro Prado  Jiménez en una ventana
de San Prudencio
(Aprox. 1963)
Pedro Prado el día de su boda
en la capilla de San Prudencio


Los recién casados junto a las Hermanas de la Caridad



Para mas información:

http://www.sanprudencio.es

Olmedo Ramos, Jaime. Cien años de beneficiencia (1909-2009) : la Fundación Aguirre patronato asilo de San Prudencio. Alcalibe: revista Centro Asociado a la UNED Ciudad de la Cerámica, 2008, nº 8, pp. 277-294. ISSN 1579-9875









martes, 13 de diciembre de 2016

EN MEMORIA DE VICENTE DOMEC, "EL MAÑO"










Aunque el cometido del Blog es plasmar fotografías y textos antiguos, nos permitimos en este caso publicar una noticia que ha sucedido hace unos dias.

Se trata del fallecimiento de José-Vicente Domec Bermúdez  (alias "El Maño"), precisamente a quien hicimos la primera entrevista personal para publicar en este Blog. Y no queremos dejar pasar el triste acontecimiento y repetir, una vez más, que era una persona muy conocida y querida en Talavera y que será recordado siempre por su agrado y  buen conocedor de todas las cuestiones relacionadas con nuestra Ciudad, en especial en lo concerniente al mundo del motor.

Desde este Blog hacemos patente nuestro dolor a sus familiares por tan irreparable pérdida.





martes, 29 de noviembre de 2016

HORTENSIA ROMERO MORALEDA

Hoy dedicamos este espacio para hablar de Hortensia Romero Moraleda que, por su edad y por sus vivencias en esta ciudad, se la puede considerar memoria viva de Talavera.

Y, además, tenemos la suerte de que pertenezca al grupo de los que realizamos este blog.

Comenzamos nuestra charla con Hortensia que nos cuenta que, por causas familiares, nació en Nombela, provincia de Toledo, que era el pueblo de su padre, y como curiosidad, decir, que es el pueblo de España mas alejado del mar,

Nació  el 31 de agosto de  1935 y, cuando tenía 1 año, a consecuencia de la Guerra Civil, movilizaron a su padre y le mandaron de armero a  Palencia a la fábrica de armas  y después a Toledo. Su madre se fue con el y  ella se quedó con sus abuelos paternos.

Como su madre era talaverana y tenía a toda su familia en Talavera, se vinieron a vivir a nuestra Ciudad en el año 1941.
Su primer domicilio fue en Barrio Nuevo nº 5 que, como muchas casas talaveranas,  tenía en el patio un pozo para abastecerse de agua que, en el verano, tenía un agua muy fresquita y por tanto metían en una cesta la fruta, gaseosa, vino etc,  a refrescar.

También nos comenta que, frente a su casa estaba el obrador de la célebre pastelería de Pato.

A los 6 años empezó a ir al Colegio de las Madres Agustinas, situado en la Corredera. Como la Iglesia estaba estropeada por la guerra, tuvo que hacer la Comunión en las Madres Carmelitas, junto con otras niñas.





Para poder ir las tres hermanas juntas,  sus padres la cambiaron al Colegio de la Compañía de María y estuvo hasta los 14 años. Tuvo muchas compañeras  y amigas que, hasta el día de hoy, sigue conservándolas.






Hortensia luciendo el traje de pastora con una pandereta en las fiestas navideñas de 1948


 Su padre poseía el negocio de transportes, cuando salió del Colegio, empezó a ir a la Academia Grijalba para aprender mecanografía y contabilidad,  con el fin de ayudar a su padre en la administración del negocio familiar.








Como en aquellos tiempos la mujer tenía que "saber coser" , por las tardes iba a aprender  al taller de costura de Ángeles Conde (la que fue novia del torero Morenito de Talavera). Cuando  Ángeles se trasladó a vivir a Madrid, Hortensia se enteró que había   una plaza vacante en la Telefónica, situada en el número 8 de la calle San Francisco,  y allí trabajó 2 años.
Nos dice, como anécdota, que al no ser el teléfono automático, y tener que pasar por la operadora, si no sabían el número, le decían: "póngame con Don...."; "con mi tía...." ;"con el comercio de enfrente", etc etc.






Con  16 años, conoció a su novio, Manuel García-Barroso Martín el que hoy es su marido, que cuando vino del Servicio Militar como era mecánico por haber trabajado en el Parque Móvil (que estaba en los Talleres Mingoranz) y tenía todos sus carnets en regla,  empezó a trabajar con el padre de Hortensia en los transportes de la familia., ya que tenía varios chóferes y no tenía ningún  hijo que siguiera en el negocio. Estos transportes lo tuvieron  desde 1945 hasta el año hasta el año 1994 que se jubiló su marido.





Hortensia, además de llevar su casa,  seguía encargándose de la contabilidad, tanto del transporte como de un almacén de venta de piensos de ganado (Gallina Blanca Purína), que igualmente poseían.

Manuel y Hortensia se casaron en la hoy Basílica de Nuestra Señora del Prado, el 23 de mayo de  1959. La boda se celebró a lo grande y con mucha alegría, ya que  vivían todos sus padres y familiares. El banquete tuvo lugar en el Hotel Estación de Autobuses.








En el  matrimonio tuvieron dos hijos: Juan-Manuel y Pedro-Pablo y de ellos nacieron 5 nietos: 3 chicos y 2 chicas.









Queremos resaltar que los años de matrimonio, aun con mucho trabajo, han sido muy felices hasta el día de hoy.  En el 2009 celebraron sus Bodas de Oro, también en la Basílica y terminando con una gran comida en el Hotel Roma, rodeados de todos sus familiares y amigos. Y en la actualidad 57 años felizmente casados, mas 7 años de noviazgo y con la misma ilusión.































Después de todo esto, es una gran admiradora de la historia de Talavera, ya que le ha interesado siempre todo lo acontecido en la Ciudad, transmitido día a día por su madre, como verdadera talaverana.

Horténsia nos sigue comentando muchos acontecimientos que recuerda y, que son tantos que solo reflejamos algunos.

Por ejemplo: la gran fiesta que se celebró en la plaza del Reloj con motivo de la  la traída  del agua potable a los domicilios particulares y que caía un gran chorro de agua desde lo alto de la torre.  Hasta entonces,  había que ir con los cántaros a por ella a las fuentes de los diferentes barrios.

Recuerda que estando en la fuente de la plaza de la Trinidad, hubo un "gracioso" que ató una cuerda pasándola por las asas de todos los cántaros y el otro extremo al camión de la fábrica de harinas que, al ponerse en marcha los arrastró y los hizo añícos.

También acude a su memoria La Bombilla, una huerta situada a las afueras de nuestra ciudad en la carretera de Madrid, frecuentada por su familia y, donde Fernando y Nicolasa, servían los mejores peces escabechados de los alrededores.

Desde este mismo lugar veían pasar a mucha gente con carrillos de  ropa que llevaban a lavar al río Alberche


Queremos agradecer a Horténsia su aportación inestimable a este blog, y por compartir con nosotros sus recuerdos.






miércoles, 22 de junio de 2016

TALAVERA Y SU RÍO



Para Talavera es muy importante el río Tajo, pues la ciudad nació y ha ido creciendo junto a él, lo que unidos ambos le da cierta categoría.

Como todos sabemos,  hubo una época  que el nombre de nuestra ciudad fue Talavera del Tajo. La denominación como Talavera de la Reina viene con motivo del regalo de bodas  que le hizo Alfonso XI (siglo XIV) a su esposa Dª María de Portugal.

Para los jóvenes diremos que no siempre ha tenido el aspecto  actual de tan pobre caudal. Todo lo contrario, incluso llegamos a tener nuestra propia playa, "Los Arenales", que, eso sí, ellos habrán oído hablar.

Los que tenemos más edad añoramos mucho los buenos veranos que hemos pasado disfrutando del baño en esa zona y en otras de la ribera como la "Presilla" y los "Sifones". Hay que decir que no mucha gente tiene ese privilegio aunque tenga el río próximo a su ciudad.

No sólo era bañarse. Había instalados kioscos en los que podían tomarse una cerveza, refrescos, helados, o comer y cenar. También había  familias,  sobre todo por la noche,  que se llevaban las tortillas y filetes empanados con esos pimientitos fritos que "sabían a gloria" y se juntaban a la misma orilla del río para compartirlo entre ellos.























Padre con sus hijos un día de baño en Los Arenales
(año 1963)


D. Antonio Rodríguez Muriana y señora
 con sus hijos en Los Arenales











Grupo de amigos  bañandose en la "Presilla"






















Amigas con su familia en Los Arenales 
(Julio 1961)












Grupo familiar en Los Arenales (Año 1961)



Hortensia Romero Moraleda  con sus dos hijos 
en Los Arenales ( años 60)
 José Paciencia en los Arenales,  rodeado de su familia
 (verano del 63)



           Desiderio Tena y Carmen Rodriguez 
          con los hermanos pequeños de ambos





Kiosco instalado junto a la Presilla

Los fotógrafos disponían de sus propias piraguas para fotografiar a los bañistas  que deseaban llevarse un recuerdo,  aunque a veces aprovechaban las barcas de los pescadores para hacer su trabajo, como por ejemplo la barca de pescar de Telesforo o la piragua de Pérez Alonso que construyó para este fin.


Pedro Moreno y sus amigos en una barca en los
Molinos de abajo (1946)

Amigas junto a la piragua de Pérez Alonso (18 -7-1961)




José Paciencia con dos amigos en la piragua de Pérez Alonso
(23-7-1961)


El Río Tajo también servía como lugar de ocio, recreo y todo tipo de actividades deportivas, ya que en nuestra ciudad no existían instalaciones para su práctica


Desiderio Tena y Luis de la Cruz en la Presilla
haciendo un equilibrio
Grupo de amigos en la presa de los Sifones 

El mismo equilibrio en la presa de los Sifones

Desiderio y Luis haciendo equilibrios 
en los Arenales























Desiderio Tena y Luis de la Cruz 
en Los Arenales


Desiderio Tena en el Puente Romano






















Desiderio Tena en la presa de los Sifones


Fue muy famosa la casa que se encontraba a la entrada del puente romano. Se la denominaba Casilla de Camineros y allí vivía el capataz de camineros, Angel de Lucas Guzmán y su esposa  Concepción Muñoz Gil (abuelos maternos de Joaquín Benito de Lucas).


A continuación insertamos  fotografías de la pareja posando a la puerta de la casilla  y en la parte posterior, en un balcón situado encima del mismo rio.





 









Poema de Joaquin Benito de Lucas, dedicado a sus abuelos:




A LA PUERTA DE CASA
Siempre los veo a la puerta
de la casa del río,
ésa que el agua mece y su corriente
la inunda con sonidos de antiguas catedrales.
Ella sentada, larga falda, blusa
negra y, entre sus manos,
el aire detenido en las varillas
de un cerrado abanico. Él a su lado,
de pie, la mano izquierda
apoyada en el hombro de la mujer que apenas
intenta sonreír. Y la derecha,
caído el brazo a lo largo del cuerpo,
sostiene entre sus dedos el sombrero
cordobés de ala corta,
color gris perla, el mismo
color del traje y el chaleco abotonado.
El fondo es una puerta de memoria entornada
por donde entran y salen mis juegos infantiles.
Juegos que han horadado
los ojos con que miro esta fotografía,
como horadan los años y las lágrimas
el cauce hoy seco de mis dos mejillas.




martes, 24 de mayo de 2016

POR LAS CALLES Y PLAZAS DE TALAVERA

Si en época veraniega los jóvenes talaveranos y talaveranas se concentraba en los Jardines del Prado, en invierno el punto de encuentro y paseo era la calle San Francisco, sobre todo a la salida del cine Coliseum, que estaba situado en esta calle.

Era tal la aglomeración de gente que había dificultad para transitar. Y como los horarios coincidían, mas o menos, con los otros cines, también la juventud quedaba en este lugar y Talavera, casi "en pleno" se paseaba por la céntrica calle, en los días festivos.

Hasta 1973 se permitía la circulación de vehículos por dicha calle. En esta fecha se peatonalizó desde la Plaza del Reloj hasta la Iglesia que da nombre a la misma. En 1997 se completó la peatonalización de toda la calle.

Mary Luz Corral de la mano de su madre (Felipa Paniagua)
junto a la antigua posada del Tigre (año 1935)

Miguel García y Francísca Corral llevan de la mano
a su hermana pequeña Mary Luz (año 1935)
























Mary Luz Corral con un grupo de amigas en la Plaza del Pan  (3/4/1949)








Pedro Moreno con un grupo de amigos (año 1946)
Mary Cruz Rodrigo paseando con una amiga
por la calle San Francisco (años 40)























De camino hacia el Prado Mary Cruz Rodrigo
 lleva de la mano  a su hija Mary Carmen (año 1948)

Mary Carmen Corral luciendo el uniforme de
Ntra. Sra. de Loreto, junto a su madre que mantiene
en brazos a su pequeño bebé (8/5/1954)





























Baldomero Corral paseando con unos amigos
(finales años 30)

Desiderio Tena camino de su casa por la calle del Río



























Carmen Beltrán (en el centro) con su ahijado José-Miguel en brazos, acompañada
de su familia (10/1/1954)






















Carmen Rodriguez,  en el centro, con un grupo de amigas
en la Plaza de la Trinidad, promocionando un conocido detergente
de aquellos años  (1959)
Carmen Rodriguez con unas amigas donde
 actualmente está la calle Paralela























José García-Barroso Cerro con amigos
en la Heladería Somosierra de la calle San Francisco